15 de septiembre de 2020.

El pasado domingo día 13 de septiembre de 2020 terminó la temporada de piscina, procediéndose al cierre de las instalaciones. A diferencia de ejercicios anteriores, en este año el Ayuntamiento de Toledo realizó análisis exhaustivos de la calidad del agua de baño. Durante toda la temporada el agua ha estado con una alta calidad, según han informado en las inspecciones realizadas. No obstante, y sin que supusiera nada para el uso de las instalaciones, los inspectores del ayuntamiento nos han recomendado que, para el ejercicio siguiente, se procediera a la sustitución del agua ya que es recomendable hacerlo tras varias temporadas sin renovarlo, al acumular el agua residuos de los productos utilizados.

Por este motivo en este invierno no se va a realizar el tratamiento de mantenimiento del agua de la piscina ya que el dinero invertido en estos productos serán un gasto innecesario al tener que vaciar y limpiar el vaso de piscina la temporada siguiente, siguiendo la recomendación de los inspectores del ayuntamiento.

El administrador de la comunidad.